30 septiembre, 2008

Criterio propio


Los gobiernos empiezan a estar preocupados y lo saben. Saben que un medio de comunicación tan potente y eficaz como es internet no esta sometido a ningún tipo de ideología y que una gran parte de la información que está colgada en la red es generada por los usuarios.

Esto ha hecho saltar la voz de alarma en el parlamento europeo, donde la eurodiputada Marianne Mikko pidió una regulación para acabar con el anonimato en internet. Esta regulación contempla un "etiquetado voluntario" de las bitacoras que informe sobre la identidad del autor, sus intereses políticos o sociales y la responsabilidad social de éste.

«No consideramos los blogs una amenaza, pero es cierto que están en posición de contaminar considerablemente el ciberespacio».

Algunos eurodiputados consideran que no todo lo que circula por internet es cierto y que un exceso de información contamina la red. Por lo que un registro de bloggers generaría un efecto de confianza en el lector al saber si el blogger que ha publicado la noticia es una fuente fiable.

Personalmente comparto la opinión de Mauro Entrialgo el autor de la tira que abre esta entrada(pincha sobre ella para verla mejor). Lo que realmente preocupa a los gobiernos no es que exista un exceso de información en la red, lo que les preocupa es que tengamos criterio propio y que podamos utilizar nuestro derecho a la libertad de expresión en contra de sus intereses.

Afortunadamente el parlamento europeo rechazó esta propuesta subrayando que los blogs constituyen una contribución importante a la libertad de expresión y son utilizados cada vez más tanto por los profesionales de los medios de comunicación como por las personas privadas.

Ahora supongo que comenzará una dura batalla por parte de los gobiernos para hacerse con el control de internet.

Que descansada vida la del que huye del mundanal ruido

"¡Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruïdo,
y sigue la escondida senda,
por donde han ido
los pocos sabios
que en el mundo han sido"

Fray Luis de León

29 septiembre, 2008

Crisis del 1929 Vs. Crisis del 2008



La confederacion nacional de la construcción solicita al gobierno ayudas para no tener que suvencionar el paro.
Y los que piden esto son los mismos que han hecho caja y, esperan que la crisis no ahogue la mano de obra necesaria para sus negocios.

Los beneficios privados y la deuda pública a asumir entre todos.

Sindrome postvacacional



Sobran las palabras. Todos hemos sufrido esto en nuestras carnes en alguna ocasión.

Lola Sánchez visto en www.irreverendos.com

En la calle

He estado solo entre cientos de horas muertas
y ahora hay grietas en mi corazon de piedra
mi sexto sentido
me dice que estas cerca
y el tiempo perdido
lo ganare corriendo hacia ti.

Todas las noches que bebi en solitario
me acostumbre a beber los tragos mas amargos

la calle me espera
para seguir tus huellas
la calle me espera
ahora el tiempo juega contra mi.

En la calle,
el amor se esconde.
En la calle,
puedo oir tus pasos.
En la calle,
el sol se pone solo hacia ti.

Hazte una idea de porqué sueño en blanco y negro
son muchas horas trabajando como un perro
la calle me espera
para seguir tus huellas
la calle me espera
ahora el tiempo juega contra mi

En la calle....

Rodeado solo de silencio
esperé el momento de poder gritar

en la calle....

Jose Ignacio Lapido 091

27 septiembre, 2008

Nunca dejamos de aprender (Aprendiendo 2ª parte)

A los 5 años aprendí que a los pececitos dorados no les gustaba la gelatina.
A los 9 años aprendí que mi profesora sólo me preguntaba cuando yo no sabía la respuesta.

A los 10 aprendí que era posible estar enamorado de cuatro chicas al mismo tiempo.
A los 12 aprendí que, si tenía problemas en la escuela, los tenía mayores todavía en casa.
A los 13 aprendí que, cuando mi cuarto quedaba del modo que yo quería, mi madre me mandaba a ordenarlo
A los 15 aprendí que no debía descargar mis frustraciones en mi hermano menor, porque mi padre tenía frustraciones mayores y la mano más pesada.

A los 20 aprendí que los grandes problemas siempre empiezan por pequeños motivos.
A los 25 aprendí que nunca debía elogiar la comida de mi madre, cuando estaba comiendo algo preparado por mi mujer.
A los 28 aprendí que se puede hacer, en un instante, algo que te va a hacer doler la cabeza la vida entera.

A los 30 aprendí que cuando mi mujer y yo teníamos una noche sin chicos, pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de ellos.
A los 33 aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores, especialmente sin ningún motivo.
A los 34 aprendí que no se cometen muchos errores con la boca cerrada.
A los 38 aprendí que, siempre que estoy viajando, quisiera estar en casa; y siempre que estoy en casa me gustaría estar viajando.
A los 39 aprendí que puedes saber que tu esposa te ama, cuando sobran dos croquetas y elige la menor.

A los 42 aprendí que, si estás llevando una vida sin fracasos, no estás corriendo los suficientes riesgos
A los 44 aprendí que puedes hacer a alguien disfrutar el día, con solo enviarle una pequeña postal.
A los 47 aprendí que niños y abuelos son aliados naturales.
A los 49 aprendí que, si cuidas bien de tus empleados, ellos cuidarán bien de tus clientes.

A los 52 aprendí que sólo llego tarde al trabajo cuando mi jefe llega temprano.
A los 55 aprendí que es absolutamente imposible irse de vacaciones sin engordar cinco kilos.

A los 60 aprendí que es razonable disfrutar del éxito, pero que no se debe confiar demasiado en él.
A los 63 aprendí que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás.
A los 65 aprendí que la mayoría de las cosas por las cuales me he preocupado nunca suceden
A los 67 aprendí que si esperas a jubilarte para disfrutar de la vida, esperaste demasiado tiempo

A los 71 aprendí que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea
A los 72 aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo porqué ir con ellas.
A los 75 aprendí que envejecer es importante

A los 90 aprendí que te amé menos de lo que hubiera debido.
A los 92 aprendí que todavía me queda mucho que aprender.

26 septiembre, 2008

25 fotografias en modo MACRO

Gracias a Microsiervos he descubierto Smashing Magacine, una web dedicada exclusivamente a la fotografía y el diseño gráfico. En ésta podemos ver, a modo de ejemplo, 25 imágenes tomadas en modo macro, en el que los fotógrafos han captado con todo lujo de detalle situaciones que a diario pasan desapercibidas.
Si estamos dispuestos a perder un poco de nuestro tiempo navegando en esta página, podremos descubrir una página muy completa, con tutoriales de programación CSS, ejemplos de tapices para windows, diseño de logotipos, tutoriales para crear efectos con Adobe Photoshop y muchas cosas más.
Aunque tiene el inconveniente de estar redactada en un perfecto inglés, creo que es una página a tener en cuenta por todos los amantes de la fotografía y del diseño gráfico.

25 septiembre, 2008

¿Cual es tu idea para cambiar el mundo?


A lo largo de nuestra vida, todos, en uno u otro momento, hemos sentido la necesidad de hacer algo para cambiar el mundo. Nos hemos rebelado ante las normas impuestas, hemos mostrado nuestra disconformidad con los gobernantes e incluso hemos alzado la voz contra las injusticias. Sin embargo según van transcurriendo los años y a medida que vamos adquiriendo más experiencia en la vida descubrimos que existen demasiados intereses creados para que el sistema siga funcionando como lo ha venido haciendo hasta ahora.
Nuestra idea de hacer algo para cambiar el mundo ahora puede hacerse realidad.
La inciciativa que acaba de poner en marcha Google es uno de los proyectos más democráticos a nivel global de todos los que se han realizado hasta la fecha y por eso creo que merece tener una entrada en mi blog.

La máxima se puede resumir en una frase: "Ayudar beneficia tanto al que ayuda como al que recibe la ayuda".

Este nuevo proyecto de Google se llama 10^100 y, a grandes rasgos, se puede decir que es una tormenta de ideas a nivel mundial con el propósito de cambiar el mundo y tratar de ayudar a la mayor cantidad de gente posible.

Todo esto no sería posible sin la ayuda de internet que permite dar a conocer esta maravillosa iniciativa hasta en el último rincón del planeta. Por eso creo que cuanto más se difunda este mensaje será mucho mejor para todos. Nadie sabe quién puede ser el dueño de la idea que cambie el mundo.

Las bases del concurso son muy sencillas:

Lo primero que tienes que hacer es enviar a Google tu idea cumplimentando el siguiente formulario antes del 20 de Octubre.

A partir del 27 de enero Google publicará una lista con las 100 mejores ideas y serán votadas por los internautas, quedando reducidas a 20. Luego un grupo de expertos seleccionará un máximo de cinco ideas finalistas, basándose en lo siguiente:

Alcance: ¿A cuántas personas afectaría esa idea?
Impacto: ¿Qué impacto tendrá en las personas?
Posibilidad de realización en un año o dos.
Eficacia: ¿Es simple y rentable?
Efecto: ¿Cuánto durará los efectos de tu idea?

Google donará 10.000.000 de dólares para la ejecución de esos proyectos, siendo su objetivo final ayudar a la mayor cantidad de personas.

Si tu idea resulta ser la elegida no esperes hacerte muchimillonario con esto. No es fin que busca Google. Ellos prefieren que te quedes con la satisfacción personal de saber que has ayudado a muchísimas personas.

Si tienes alguna otra duda puedes consultar las preguntas frecuentes sobre este concurso.


24 septiembre, 2008

El árbitro


El teléfono móvil es un instrumento decisivo para los que han venido a este mundo a mandar, pero es un invento muy cruel si uno ha venido a este mundo a obedecer. La diferencia entre ricos y pobres, según Josep Pla, consiste en que los pobres se pasan la vida escuchando.
Este principio se manifiesta hoy de forma muy plástica con la actitud física que adopta una persona ante ese aparato. Hay dos formas de hablar a través del móvil: con la cabeza levantada o con la cabeza inclinada. Es un acto reflejo. El primer caso indica que uno manda y el segundo que uno obedece.

"La aparente rebeldía de llevar el móvil apagado sólo se la pueden permitir los que han venido a este mundo a mandar, no los que han venido a obedecer".
A partir de ahora fíjese en este detalle. Cuando suena la musiquilla del móvil la mujer comienza a escarbar muy nerviosa en el fondo del bolso y el hombre se palpa con sobresalto el pantalón y la chaqueta. El grado de descontrol que despierta ese sonido ya es una definición. Algunos se ponen instintivamente en pie. El jefe puede dar órdenes por el móvil a un subalterno a cualquier hora del día, sin que nadie ni nada le detenga. Lo hace hablando con el mentón hacía arriba y la mirada al frente para imponer su criterio.

El subalterno deberá estar listo para atender su llamada en medio de un atasco, en la cama durante la siesta o mientras toma una copa en el bar con los amigos. Sin darse cuenta recibe la voz del otro lado con el tronco ligeramente doblado y la vista en el suelo, señal de que acepta lo que se le dice.

La aparente rebeldía de llevar el móvil apagado sólo se la pueden permitir los que han venido a este mundo a mandar, no los que han venido a obedecer.
Para una cantidad ingente de ciudadanos, que hasta hace poco se creían libres, la musiquilla del móvil les recuerda que siguen estando atados a su esposa o a su marido, a sus padres o a sus hijos, a sus jefes, a sus acreedores y a toda clase de pelmazos, y dependerá en qué lado estés para saber si ese instrumento ha venido a atarte o a liberarte. Pero este no es el caso. Aquí se trata de explicar que la actitud física que se adopta ante el móvil es una expresión de éxito o de fracaso en la vida. Cuando alguien habla de amor o de negocios por el móvil con la frente hacia lo alto, está ganando; si lo hace con el espinazo un poco abatido, es que ya ha perdido. El propio aparato es siempre el árbitro.

23 septiembre, 2008

Siempre hay alguien por encima

El rico vive del pobre, el policía dice que cuida a los dos.
El ciudadano común se cuida de los tres.
El trabajador mantiene a los cuatro.
El vago vive de los cinco.
El comerciante comercia con los seis.
El abogado enreda a los siete.
El cantinero emborracha a los ocho.
El cura absuelve a los nueve.
El doctor cura a los diez.
El sepulturero entierra a los once.
El partido de turno gobierna a los doce.
El presidente engaña a los trece y a su vez: Al rico lo hace más rico. Al pobre lo hace más pobre. Al más pobre lo hace imbécil. A los imbéciles los hace ministros, diputados, senadores y así dejan de ser pobres. El consuelo es que en los países latinoamericanos sólo seis 'personas' tienen problemas: ¡¡¡Yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos!!!

Visto en www.igooh.com

21 septiembre, 2008

Higado con cebolla

La receta es para cuatro personas:

1 Kg de hígado de cerdo.
2 cebollas gordas
6 dientes de ajo
250 c.c. de vino blanco
1 hojita de laurel, aceite de oliva, pimienta, y sal.

Limpiamos bien el hígado y lo cortamos en tiras.
Pelamos la cebolla y los ajos y lo cortamos todo en trocitos pequeños.
Ponemos aceite en la sartén y lo calentamos.
Añadimos la cebolla y los ajos con un poco de sal hasta que la cebolla nos quede transparente.
Salpimentamos los trozos de hígado y los echamos en la sartén.
Añadimos la hoja de laurel.
Dejamos que todo fria hasta que veamos que el hígado ha perdido el color de crudo.
Por último para terminar el plato echamos el vino y dejamos que reduzca hasta que nos quede una salsita espesa.

Buen provecho.........

19 septiembre, 2008

¿Has dimitido en tu trabajo y no lo sabes?



Distintos estudios han descubierto que los riesgos psicosociales en el trabajo tienen una relación directa con nuestra salud.
(Si quieres saber el riesgo que corres te recomiendo que hagas el test que hay al final de esta entrada).

Más competitividad, mayor exigencia de productividad y, por tanto, de los ritmos de trabajo; mayor disponibilidad y dependencia personal con horarios sin limites; más esfuerzo intelectual en el trabajo en detrimento del físico; mayor especialización y más presiones de tiempo para finalizar las tareas; más capacidad para trabajar en equipo; más flexibilidad... Son sólo algunas de las condiciones laborales a las que están sujetos cada vez más trabajadores y que están minando, a marchas forzadas, la calidad de vida de muchos de ellos. Y es que en la economía globalizada que impera, el "más" que exigen las empresas lo están pagando los trabajadores con muchos "menos", principalmente en su salud.

Pero lo cierto es que sí es posible tener un trabajo saludable psicosocialmente. ¿Cómo? Pues reuniendo en él, fundamentalmente, cuatro grandes premisas.

Primera: tener un control sobre el propio trabajo, es decir, disponer de la oportunidad de desarrollar nuestras habilidades y de hacer aquello que mejor sabemos hacer; tener el control sobre el trabajo que realizamos; gozar de suficiente autonomía, con capacidad de decisión sobre las tareas; y poseer un control sobre las pausas y el ritmo de trabajo.

Segunda: hacer frente a demandas adecuadas a las capacidades, es decir, tener un volumen de trabajo adecuado en relación al tiempo disponible y no vernos expuestos a interrupciones constantes de la tarea; y hacer un trabajo emocional, cognitivo y sensorial que no supere nuestros recursos como trabajadores.

Tercera: disponer de apoyo social adecuado, es decir, poder relacionarnos con otros compañeros de trabajo con asiduidad y sentirnos apoyados por los compañeros y mandos; notar el apoyo de compañeros y mandos para sacar el trabajo adelante; y poder compatibilizar nuestra vida laboral con la familiar y social.

Cuarta: disfrutar de recompensas justas por el trabajo realizado, es decir, tener un salario digno; estabilidad; posibilidad de promocionar de forma justa y transparente; realizar tareas adecuadas a nuestra cualificación profesional, ni por debajo ni por encima de nuestras capacidades; decidir sobre nuestra movilidad; tener respeto, reconocimiento y apoyo por el trabajo realizado; y recibir un trato justo.


El siguiente test incluido por el psicologo Iñaki Piñuelen su libro "La dimisión interior", permite evaluar si estás cansado de tu trabajo.
A Partir de tres síntomas con contestación afirmativa, la probabilidad de que estés harto empieza a ser alta.

Sintomas:

¿Tienes Sensación de inutilidad o de estar acabado profesionalmente?
¿No puedes enfrentarte emocionalmente a nada?
¿Tienes sentimiento de culpabilidad por no hacer algo bien?
¿Tienes la impresión de no poder más?
¿Te sientes agotado al levantarte y al final de la jornada?
¿Sientes apatía hacia las necesidades de los demás y los problemas en el trabajo?
¿Tienes sensación de estar quemado en el trabajo?
¿Experimentas una sensación de frustración continua?
¿Te sientes agobiado por tener que trabajar con personas?
¿Te sientes abrumado por una cantidad de trabajo insoportable?

La casa de Bernarda Alba



La casa de Bernarda Alba también subtitulado como "un drama de las mujeres en los pueblos de España", es una obra de teatro en tres actos que escribió Federico García Lorca poco antes de su ejecución en 1936.

Esta obra ha sido catalogada por algunos críticos tragedia, aunque el propio autor, como podemos apreciar en el subtitulo de la obra, la califica como drama.

La obra tiene como escenario principal la casa de Bernarda, con el calor asfixiante del verano como telón de fondo.

Trás la muerte de su segundo marido, Bernarda Alba impone a sus cinco hijas como luto una reclusión de ocho años. Mientras dure el luto sus hijas no mantendrán ningún tipo de contacto con el mundo exterior.

Las hijas de Bernarda se inquietan, son ya mayores y piensan que la decisión de su madre las hará quedarse solteras. Sin embargo Angustias no sufre por esta situación. Angustias el la hija mayor, fruto del primer matrimonio de Bernarda a la que su padre le dejo una buena herencia al morir. Este hecho hace que un mozo del pueblo, conocido como Pepe el romano, se fije en ella y pida su mano para contraer matrimonio.
Las hermanas durante su encierro comienzan a preparar el ajuar de Angustias.

Sin embargo, las dos hermanas menores, Adela y Martirio, también están enamoradas en secreto del joven, aunque será Adela -la más joven- la que consiga atraer su atención e iniciar una apasionada relación amorosa.


Los celos de Martirio, que vé que Pepe el romano no va a ser para ella, desatan la tragedia: Martirio avisa a su madre cuando su hermana pequeña se está viendo con su amante en el corral de la casa.
Adela se enfrenta a su madre por el amor del romano. Bernarda indignada va en busca de la escopeta y dispara contra Pepe el romano. Adela sale corriendo porque cree que su madre ha matado a Pepe, Martirio lo confirma. Bernarda confiesa que tiene mala punteria y que salió corriendo en su jaca, pero Adela ya no la oye.

Adela se encierra en su cuarto y se oye un golpe, cuando acude toda la familia a ver lo sucedido descubren que se ha suicidado. Bernarda dictadora y autoritaria impone silencio y pretende ocultar lo sucedido a los ojos del pueblo.

18 septiembre, 2008

Perdonala de Les Luthiers

video

PERDÓNALA

No quería con Ester seguir viviendo
Lo que hizo ya no puede perdonarse
Que se vaya, no me agrada estar sufriendo
Ciertas cosas no deben olvidarse

Perdónala, Perdónala
Es dulce, te fue fiel, es una dama
Perdónala, perdónala
Seguro que ella aun te ama

No quería con Ester seguir viviendo
Lo que pude perdonar, lo he perdonado
Esa tarde, cuando ya se estaba yendo
Confesó que ella nunca me había amado

Perdónala, no obstante
Regresa a esos besos como miel
Ester te fue leal, te fue constante
Y toda la vida te fue fiel

No quería con Ester seguir viviendo
Nuestra vida fue amarga como hiel
Esa tarde, cuando ya se estaba yendo
Confesó que ella nunca me fue fiel

Compréndela, ten calma
Fueron solo 20 hombres hasta ayer
Y piensa que en el fondo de su alma
Esa muchacha es una dulce mujer

No quería con Ester seguir viviendo
Ya no puedo perdonar a esa muchacha
Esa tarde, cuando ya se estaba yendo
Me persiguió por la casa con un hacha

Tolérala, es solo una muchacha
Conviene que unos días no se vean
Las mejores parejas se pelean
Y casi todas se persiguen con un hacha

No quería con Ester seguir viviendo
Mis amigos nunca fueron de su agrado
Esa tarde, cuando ya se estaba yendo
Opino que eran todos unos vagos

Olvídala, debes olvidarla
De esa bruja por fin te liberaste
Pero cuéntanos antes de olvidarla
Que fue lo peor, lo que no le perdonaste

Lo último que hizo fue tremendo
Eso sí que no puede perdonarse
Esa tarde, cuando ya se estaba yendo
Decidió quedarse

Un postre muy rico: Frisuelos



Ayer pasé un buen rato preparando frisuelos. Por lo que he podido averiguar, los ingredientes de este postre y su elaboración no difiere mucho de las filloas gallegas o de los crepes franceses. Todo se reduce a una pasta realizada con huevos, harina y leche.
Como no he conseguido encontrar dos recetas iguales ni dos maneras iguales de hacer la masa, aquí os voy a dejar la que hice yo.

3 huevos
2 vasos de leche (aproximadamente medio litro)
5 cucharadas de azucar (aunque puede ponerse un poco menos)
1 pizca de sal
La harina que pida el postre
Aceite para freir

Lo primero que hice fué cascar los huevos en un recipiente hondo, y les añadí una pizca de sal (aproximadamente la mitad de la mitad de una cucharilla para postre).
Batí los huevos durante un buen rato.
Añadí el azucar y lo batí todo de nuevo para que se mezclase bien.
Luego añadí la leche y volví a batir.
Por último fuí echando la harina poco a poco y removiendo con mucho cuidado para que no me quedasen grumos, hasta conseguir una pasta con una textura algo más líquida que la de las natillas.
Se deja reposar una hora.
Para terminar este postre coloqué una sartén en el fuego y le puse una pizca de aceite en ella, lo suficiente para que no se me pegase la masa de los frisuelos.
En Galicia lo que hacen para las filloas es untar el fondo de la sartén con un trozo de tocino.
Vertí con un cazo un poco de masa, procurando hacer una tortita muy fina y muy bien extendida. La doré por un lado y luego la dí la vuelta.
Con estos ingredientes nos da para hacer aproximadamente unos 15 frisuelos.

Los frisuelos se pueden comer con azucar y canela, con miel, o mermelada, se les pone una capa por encima y se enrollan.

Buen provecho.

16 septiembre, 2008

Los méritos para ser famoso

En esta viñeta de Antonio Mingote no puedo añadirle ni una coma porque se explica por si sola. Para darnos cuenta de que es cierto, nos basta con echar un vistazo a cualquier cadena de televisión.



Autor Antonio Mingote visto en XLsemanal

14 septiembre, 2008

¿Por que tienes un blog en internet?

En cierta ocasión mientras conversaba con un compañero de trabajo, aproveché para hacer un poco de publicidad -que nunca viene mal, dicho sea de paso-, de este blog.
Mientras le describía con todo lujo de detalles las maravillas que podía encontrar si se animaba a visitarlo me hizo una pregunta que me dejó sin saber qué decir.

¿Por qué lo haces?.

En ese preciso instante no encontré ninguna respuesta coherente y salí del paso como pude. Durante mucho tiempo estuve dando vueltas a la maldita pregunta, intentando buscar una buena respuesta sin encontrarla.
Por eso me gustaría preguntar a cualquier persona que tenga un blog en internet.

¿Por qué lo haces?.

Supongo que la mayoría de la gente dirá que lo hace por tener un lugar en el ciberespacio donde dar rienda suelta a sus inquietudes literarias, por tener un lugar donde compartir sus inquietudes, problemas o aficiones, porque está de moda o por tener un lugar para poder vacilar con los amigos.

Puede ser.

Ninguna de esas respuestas es mi caso.
Mi blog es el hijo natural de un foro que antes teníamos tres amigos, donde cuestionábamos cualquier noticia que nos llamase la atención e invitábamos a cualquier persona a que nos diese su opinión.
Aquel foro, desgraciadamente, no tuvo mucho éxito,y este blog por su temática no iba a ser muy distinto a su antecesor, con la diferencia de que aquí soy yo el único responsable de todo cuanto aparece en él para lo bueno y para lo malo.

Todo aquello que me llama la atención, cualquier noticia, chiste gráfico o columna tiene su lugar en mi blog. Todo lo que me gusta o me disgusta.

Si hoy día me hicieran la misma pregunta si que tendría la respuesta correcta. Hago este blog porque sé que todo lo que voy a encontrar en él me va a gustar.
Y eso es algo que no puedo decir de otros blogs.

11 septiembre, 2008

Texto escrito por Jardiel Poncela sin utilizar la letra E

Curioso texto escrito por Enrique Jardiel Poncela en el que el autor nos describe una boda a lo largo de varios parrafos sin utilizar la letra E.

El texto fué escrito durante la primera mitad del siglo pasado por lo que muchas de las palabras utilizadas hoy día nos pueden resultar poco habituales, pero eran de uso bastante común en esa época.

Esto se conoce como lipograma y algunos autores han conseguido escribir una novela completa siguiendo esta regla. George Perec escribió una novela llamada el secuestro (escrita originalmente en inglés) en la que no aparece ninguna letra E.

Sin embargo el libro al ser traducido al castellano resulta pesadísimo de leer debido a una traducción forzada y al recurso de utilizar palabras muy cultas o giros culturales propios de nuestro país.

En relatos breves (como el que aparece al pie de este párrafo) el uso de un lipograma puede pasar desapercibido, pero en el caso de una novela hace que el placer de leer se vuelva un auténtico suplicio.

Maria, amada mía:

Los días pasan sin noticias tuyas y ahora, afligida y consumida, mi alma
llora. Añoro tus labios y tus caricias, ansío tus manos y tus abrazos. Mis
ojos, abatidos, buscan tus cartas mas solo hallan un buzón vacío y mis
oídos, arrullados ahora por las gaviotas, suspiran por tu voz bajo la música romántica imaginada. Por las mañanas alcanzo la playa bajo un sol tímido;
las olas agitadas y la lánguida luz anuncian, con puntualidad rigurosa, un
otoño átono para mí. Amor mío, un otoño frío nos aproximó y si nos
abandonamos a la farsa... otro nos distanciará.

Con todo mi amor....


Y aquí os dejo el relato de Enrique Jardiel Pondela.

Un otoño -muchos años atrás- cuando más olían las rosas y mayor sombra daban las acacias, un microbio muy conocido atacó, rudo y voraz, a Ramón Camomila: la furia matrimonial.

-¡Hay un matrimonio próximo, pollos! -advirtió como saludo a su amigo Manolo Romagoso cuando subían juntos al Casino y toparon con los camaradas más íntimos.
-¿Un matrimonio?
-Un matrimonio, sí -corroboró Ramón.
-¿Tuyo?
-Mío.
-¿Con una muchacha?
-¡Claro! ¿Iba a anunciar mi boda con un cazador furtivo?
- ¿Y cuándo ocurrirá la cosa?
-Lo ignoro.
-¿Cómo?
-No conozco aún a la novia. Ahora voy a buscarla…

Y Ramón Camomila salió como una bala a buscar novia por la ciudad.
A las dos horas conoció a Silvia, una chica algo rubia, algo baja, algo gorda, algo sosa, algo rica y algo idiota; hija única y suscriptora contumaz a La moda y laCasa (publicación para muchachas sin novio).
Y al año, todos los amigos fuimos a la boda. ¡La boda! ¡Bah!… Una boda como todas las bodas: galas blancas, azahar por todos lados, alfombras, música sacra, bimbas, sonrisas, codazos, almohadón para hincar las rodillas los novios y para hincar las rodillas los padrinos; lunch, sandwichs duros como un fiscal…
Al onzavo sandwich hubo una fuga súbita por la sacristía y un auto pasó raudo, y unos gritos brotaron:

-¡Adiós! ¡Adiós! ¡Vivan los novios! ¡Vivaaan!

Y los amigos cogimos otro sandwich -dozavo- y otra copita.
Y allí acabó la cosa.
Mas, para Ramón Camomila, la cosa no había acabado allí…
Al contrario: allí daba principio.
Y al subir con su novia al auto fugitivo, vio claro, vio clarísimo: ni amaba a Silvia, ni notaba inclinación ninguna al matrimonio, ni sintió su alma con la vocación más mínima por construir un hogar dichoso.

-¡Soy un idiota! -murmuró Ramón-. No valgo para marido, y lo noto cuando ya soy ciudadano casado…

Y corroboró rabioso:

-¡Soy un idiota!

Silvia, arrinconada junto a Ramón, bajaba los ojos con rubor, y al bajar los ojos subía dos mil grados la rabia masculina.

-¡Dios mío! -gruñía Ramón mirándola-. ¡Casado! ¡Casado con una niña insulsa como unas natillas!… No hay ya salvación para mí…, ¡no la hay!

Incapaz para dominar su irritación, dirigió unas palabras durísimas a Silvia.

-¡Prohibido fingir rubor y mirar a la alfombra! -gritó.

(Silvia miró al parabrisas con infantil docilidad).
Y Ramón añadió para su sayo, alumbrado por una brusca solución:

-Voy a lograr su odio. Voy a obligarla a suplicar un divorcio rápido. Poco valgo si
no logro inspirarla asco con cuatro o cinco burradas a cual más disparatada…

Y tal solución tranquilizó mucho a su alma.
Por lo pronto, al subir a la fotografía (visita clásica tras una boda), Ramón hizo la burrada inicial.
Un fotógrafo modoso y finísimo abordó a Ramón y a Silvia.

-Grupo nupcial, ¿no? -indagó.
-Sí -dijo Ramón.
Y añadió:
-Con una variación.
-¿Cuál?
-La sustitución más original vista hasta ahora… Novio por fotógrafo. Hoy hago yo la foto… ¡Viva la originalidad!

Y Ramón aproximó la máquina y advirtió al asombrado fotógrafo:

-¡Vamos! Coja por la mano a la novia y sonría con ilusión: La cara más alta… ¡Cuidado! ¡Así!… ¡Ya!

Ramón tiró la placa, y a continuación obligó al pago al fotógrafo; guardó los duros y salió con Silvia orondo y dichoso.

-¡Al auto! -mandó.
(Silvia ahora iba llorando)
-¡La cosa marcha! -susurró Ramón.

Al otro día trasladaban sus organismos a Irún. (Lo clásico, asimismo, tras una boda.)
Ramón no quiso subir al vagón con Silvia.

-Yo viajo con los maquinistas -anunció-. Voy a la locomotora… ¡Hasta la vista!

Y subió a la locomotora, y ocupó su actividad ayudando a partir carbón. Al arribar a Irún había adquirido un magnífico color antracita.
Ya allí, compró sus harapos a un sordomudo andrajoso, vistió los harapos y marchó a la fonda a buscar a Silvia.
Y tocado con las ropas andrajosas anduvo por Irún, acompañando a Silvia y cogido a su brazo mórbido y distinguido.
Nutrido público los miraba al pasar, asombrado.
Silvia sufría cada día más.

-¡La cosa marcha! ¡La cosa marcha! -murmuraba todavía Ramón. Pronto rogará Silvia un divorcio total. Sigamos las burradas. Sigamos con la droga antimatrimonial, multiplicando la dosis.

Ramón vistió a continuación sus fracs más maravillosos, y al pisar un salón, un dancing u otro lugar público acompañado por Silvia, imitaba a los criados, y con un paño al brazo acudía solícito a todas las llamadas.
Una mañana pintó sus párpados con barniz rojo.
Por fin lo trasladaron al manicomio.
Y Ramón asistió a su propia dicha: su contrato matrimonial yacía roto y vivía imposibilitado para otra boda con otra Silvia…

10 septiembre, 2008

El hombre, su caballo y su perro



Un Hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron fulminados.
Pero el hombre no se dió cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales (a veces los muertos andan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición…).
La carretera era muy larga y colina arriba; el sol era muy intenso y ellos estaban sudados y sedientos.
En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro.
El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el siguiente diálogo:

Buenos días.
Buenos días - Respondió el guardián
¿Cómo se llama este lugar tan bonito?.
Esto es el cielo.
Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos!
Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera. Y el guardián señaló la fuente.
Pero mi caballo y mi perro también tienen sed…
Lo siento mucho – Dijo el guardián – pero aquí no se permite la entrada a los animales.

El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber sólo. Dió las gracias al guardián y siguió adelante.
Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puerta vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles..
A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero. Posiblemente dormía.

Buenos días – dijo el caminante.
El hombre respondió con un gesto de la cabeza.
Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo
Hay una fuente entre aquellas rocas – dijo el hombre, indicando el lugar.
Podéis beber toda el agua como queráis.

El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed.
El caminante volvió atrás para dar gracias al hombre.
A propósito ¿Cómo se llama este lugar? – preguntó el hombre.
CIELO.
¿El Cielo? Pero si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo!
Aquello no era el Cielo. Era el Infierno – contestó el guardián.
El caminante quedó perplejo.
Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡ Esta información falsa debe provocar grandes confusiones! – advirtió el caminante.
De ninguna manera! – increpó el hombre
En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos…

Paulo Coelho

09 septiembre, 2008

¿ Se puede hacer el bien sin mirar a quien ?

No se puede hacer el bien sin mirar a quién. El pasado 2 de Agosto en Majadahonda Jesús Neira fue agredido por defender a una mujer que él creyó que estaba siendo maltratada por su novio.
A día de hoy, el agresor está en prisión, Jesús Neira se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Madrid y la mujer agredida saborea sus cinco minutos de gloria en televisión vendiendo su versión de los hechos. Lo más curioso es que, a pesar de los hechos, defiende a su novio y dice es una "bellísima" persona.

Bellísimas personas como éstas no las quiero yo ni para mis enemigos. Y opino igual que el autor de la columna que podéis leer un poco más abajo: Personalmente, me gustaría saber si esta desagradecida seguiría pensando igual en el caso de que esta persona, que se debate entre la vida y la muerte, no hubiese intervenido.

Aquí os dejo la columna.......

AMOR

El censo de cínicos, misóginos y cabreados en general ha pegado un estirón este fin de semana. A los que ya existían antes, que no eran pocos, hay que sumar cientos de miles de personas que vieron el sábado La noria. El programa de Jordi González en Tele 5, dentro de su habitual línea pedagógica, invitó a la novia de Antonio Puertas. Ya saben, la mujer a la que Puertas estaba zurrando hasta que intervino el profesor Jesús Neira. Como saben también, Puertas está en prisión preventiva, y el profesor Neira permanece en coma, en un estado crítico.

A la novia de Puertas, en cambio, parece que le va estupendamente: ya ha ingresado en el circuito de la televisión de pago, y el sábado se sacó unos eurillos defendiendo ante las cámaras a ese muchachote, noble en el fondo, que le pegaba por amor (también le pegaba su primer marido, estas cosas funcionan así) y que no tuvo culpa en la agresión a Neira, porque, pobrecillo, andaba un poco pasado de alcohol, cocaína y otros productos dietéticos.

La maltratada vocacional lució vestuario y sonrisa en su momento estelar, glorioso también para todos los misóginos. Esta mujer, que no se ha molestado en acercarse al hospital donde el hombre que intentó defenderla lucha contra la muerte (habría ido, supongo, de haber habido dinero de por medio), disfrutó con fruición de su homenaje a las víctimas de la violencia doméstica. Que son, quede claro, esos pobrecitos que por un bofetón cariñoso, o una simple patada de desahogo, acaban teniendo problemas con la justicia. La paliza a la parienta es una prueba de amor, señores: lo han dicho en la tele.

Permitan que omita el nombre de esta mujer, y que nos ahorremos los comentarios de rigor sobre La noria. No valen la pena.

Ahora, por favor, dejen de leer. Aquí mismo. Se lo ruego. Tengo que decir algo incorrecto y desagradable, y preferiría decirlo en privado.

Jesús Neira ya es un héroe. Pero no tenía que haber intervenido aquel fatídico 2 de agosto, porque alteró el orden natural de las cosas. Puertas está bien donde está. Neira, por desgracia, ocupa la plaza hospitalaria que le correspondía a esta mujer.

Enric Gonzalez visto en El País

08 septiembre, 2008

Rumor

Un dia salió del silencio
en el eco de una voz
y se expandió con el viento
que llega hasta el corazón,
la guitarra a la mañana
le habló de libertad.

Salen de sus pensamientos
cosas que no quieren callar
por las calles y los caminos
que viene la madrugá,
la guitarra a la mañana
le habló de libertad.

Se oye un rumor por las esquinas
que anuncia que va a llegar
el dia en que todos los hombres
juntos podrán caminar,
la guitarra a la mañana
le habló de libertad.

Salen de sus pensamientos
cosas que no quieren callar
por las calles y los caminos
y hasta la senda del mar,
la guitarra a la mañana le habló de libertad.

Juan José Palacios
Triana del disco Hijos del agobio.

07 septiembre, 2008

No me lo puedo creer

Normalmente, ante cualquier cosa que desconozco, suelo conceder el beneficio de la duda y antes de poner un comentario en este blog me gusta documentarme para tener la certeza que estoy hablando con un mínimo de rigor.

En el caso de este video que váis a ver a continuación no me puedo creer que los americanos sean tan estúpidos. Supongo que en el vídeo habrán seleccionado las respuestas que den más juego, pero aún así no deja de ser sorprendente que en pleno siglo XXI existan todavía personas que no sepan quien es Fidel Castro, la religión que se profesa en Israel, dónde está el muro de Berlín, o qué es Al-Qaeda.

Con lo aficionados que somos a "adoptar" el american way of life me da miedo pensar en lo que puede convertirse la sociedad española dentro de 30 años.

Disfrutad del vídeo...........

05 septiembre, 2008

La sombra del aguila




La sombra del aguila es el quinto libro de Arturo Perez-Reverte. Me gustaría hacer constar que, en este caso, la definición de libro le viene un poco grande. Ya que según nos indica el propio autor en el prólogo del libro, se trata de un relato ligero e informal destinado a publicarse por entregas en el suplemento del diario El País, pero que a los editores les pareció mejor darlo a conocer al público como una novela.
El libro está basado en una historia real: Durante la campaña de Rusia en 1812, en un combate adverso para las tropas napoleonicas, un batallón de antiguos prisioneros españoles, enrolados a la fuerza en el ejército francés, intenta desertar, pasándose a los rusos. Interpretando erróneamente el movimiento, el emperador lo toma por un acto de heroísmo y ordena en su auxilio una carga de caballería que tendrá imprevisibles consecuencias.
Escrito en un tono irónico e informal el libro nos da dos visiones. Una desde el punto de vista de los prisioneros que nos narra con todo lujo de detalles la crudeza de la guerra, y otra con toda la frialdad con que se observa este hecho desde el punto de vista del puesto de mando del ejercito frances.
No puedo decir que sea el mejor libro de este autor (y ya he leido unos cuantos libros suyos) ya que la forma en la que está escrito puede recordarnos vagamente la forma en que escribe sus artículos de opinión el El Pais semanal. Pero lo que si puedo decir es que es un libro que se lee bien y es entretenido.

04 septiembre, 2008

¿Vivimos ahora mejor que nunca?



En respuesta a las declaraciones del secretario del PSOE José Blanco en las que, ante la grave crisis que nos afecta, dijo que ahora vivimos mejor que nunca.

Quizás estaba hablando que, efectivamente, ELLOS* viven ahora mejor que nunca.

* La clase política, constructores y grandes empresarios.

Ahora que lo tenemos todo, hemos de preocuparnos por sobrevivir

Vivimos mejor que nunca, en teoría, porque hay más universitarios, más mujeres en el mundo laboral, los vuelos de bajo coste nos ponen el mundo al alcance de la chancla, cambiamos la ropa del armario tres veces al año, la información fluye como el Amazonas, tenemos cientos de canales de televisión, blogs, youtube, myspace, móviles y portátiles a precios de risa, un iPod colgado de la cadera y muchos, muchos pisos construidos, muchos libros, muchas películas, mucho de todo.
¿Para qué?

Nada hay más subjetivo que la sensación de buena vida, y no es precisamente éste el mejor momento en España. Pero no a causa sólo de la crisis, que también, sino porque toda esa sensación de bienestar basada en el consumo -"hiperconsumismo", lo llama Lipotevski- enmascara nuestra constante insatisfacción, en la superficie, pero no consigue borrarla. En el fondo, ni los baratísimos salvavidas de H&M o Ryanair, ni el baño de ego diario en internet logran paliar el íntimo disgusto que nos acogota.

Porque no sirve de nada todo lo conseguido si no se puede disfrutar de ello. Además de tenerlo, hay que disfrutarlo. Ésa es la cuestión.

Los universitarios cuelgan sus rampantes títulos para meterse a comerciales en precario. Las mujeres trabajan fuera de casa, sí, y siguen haciéndolo dentro, y con exigencias físicas y de furiosa competitividad cada vez mayores. Cierto, ya son como hombres. Los hombres, por su parte, ven perplejos cómo se vapulea su imagen a base de cifras sobre palizas, asesinatos o calidad del semen -el macho es malo, pero ¿qué es el macho?-. Y en cuanto a todo lo adquirido, no nos quedan ni tiempo ni ganas de gozarlo. Porque un sueldo no llega para pagar un piso, ni propio ni de alquiler. Hay que buscar parches.

Al paso que vamos, acabaremos suspirando por llegar a mileuristas en un puesto de trabajo donde lo indefinido no será el contrato sino el horario -la Unión Europea ya habla de 65 horas semanales-. ¿Quién se acuerda de cuando las 35 horas estaban al alcance de la mano? ¿Quién de cuando mil euros eran un castigo para un joven? Y no nombraré, por decoro, lo de que las empresas tendrían guarderías para las madres.

Hemos entronizado el ocio y el consumo. Bien están ahí, para quien los quiera. Pero paralelamente no hemos liberado el tiempo necesario para disfrutarlo. Al contrario, vemos cómo nuestro poder adquisitivo se reduce a niveles ridículos frente a los gastos desorbitados que suponen las necesidades básicas: vivienda, educación de los hijos, transporte, alimentos...

Eso sí, siempre nos queda la posibilidad de comprarnos un billete barato de avión e irnos 20 días al año a la otra punta del mundo. Y, una vez allí, decirnos que el año entrante sí, cambiamos de curro, cambiamos de casa, cambiamos de pareja, cambiamos de coche. Cambiamos.

Autor Cristina Fallarás visto en adn.es

03 septiembre, 2008

Pixlr el editor de imagenes por internet


En un blog como este en el que la fotografía tiene una sección destacada no podía faltar un programa como pixlr.

Pixlr es un programa de retoque fotográfico on-line cuya mayor virtud es que puede ser utilizado sin necesidad de tenerlo instalado en nuestro ordenador, ya que solo necesitamos disponer de una conexión a internet para poder retocar cualquier fotografia.

Aunque el interfaz gráfico de pixlr nos recuerde al de Photoshop, este no consigue igualar la potencia del programa de retoque fotográfico por excelencia, algo obvio en una aplicación on-line. Sin embargo, al igual que photoshop, pixlr cuenta con una una paleta flotante de herramientas, una ventana flotante de navegación en la que podremos hacer zoom, una ventana flotante de capas y otra de pinceles donde tenemos unos pinceles predefinidos o crear uno a nuestra medida.

Quizás uno de los puntos débiles de este programa sea la limitada gama de formatos gráficos con los que trabaja, ya que únicamente reconoce los ficheros con extensión jpg, jpeg, gif y png.
Uno de los puntos fuertes del mismo es que no es necesario estar registrado para utilizarlo y la velocidad de carga.

Por último decir que pixlr es un buen programa de retoque fotográfico con las prestaciones más demandadas por la mayoría de los usuarios que nos puede servir para retocar cualquier fotografía.

Si quieres probar este programa solo tienes que pinchar sobre este enlace.

02 septiembre, 2008

Mas fotos de la guerra civil


Shot of War es una interesante web de fotoperiodismo que recoge fotografias de la guerra civil española. Las fotos están agrupadas por categorias como el año en que fueron tomadas, el lugar, si son fotos tomadas del bando nacional o republicano, o por el nombre de la agencia que tomó la instantanea.

Las imágenes no tienen una resolución espectacular y lo único que se ha hecho con ellas ha sido someterlas a un tratamiento de limpieza para que podamos apreciar la toma lo más fiel a como fué realizada.

Creo que es una web que no puede competir ni en calidad ni en cantidad con las fotografías disponibles en el archivo rojo, pero que puede aportarnos algo más sobre este conflicto.

En la foto que ilustra esta entrada podemos ver a un grupo de milicianos republicanos que han tomado al asalto una iglesia y profanado sus tumbas.

Encuentra un trabajo que te guste

Ahora que se me han acabado las vacaciones y que ya he vuelto a la normalidad he encontrado una cita de Confucio que viene al pelo para resumir lo que es la vuelta al trabajo.

Así que habrá que apechugar con lo que nos queda por delante.........

"Encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida."

Confucio