31 diciembre, 2010

Ya se termina el 2010.

Otro año más que se acaba. Desde que este blog vió la luz allá por el año 2006 el último día del año me gusta hacer un pequeño repaso de lo que ha sucedido durante el año que está a punto de terminar.

La situación política y económica del país, tal y como todos sabemos por la prensa, radio, televisión e Internet desde el año 2008 va de mal en peor y sin esperanzas de recuperación a corto plazo; por muchos brotes verdes y mensajes de optimismo que nos mande nuestro presidente del Gobierno. Y según algunos economistas el 2011 parece que va a ser aún peor.


El año que se marcha nos deja con una tasa de paro del 20%. Para el 2011 las predicciones de la Comisión Europea situan esta tasa en 20.2% , Funcas la situa en el 20.4 y Caja Madrid en el 20.5.
Si a esto le sumamos la subida de la electricidad, el gas natural y el butano, el correo, el transporte por tierra, mar y aire, la prohibición de fumar en espacios públicos, la aprobación de la temida ley Sinde, la congelación de los sueldos y el aumento de la edad de jubilación entre otras muchas cosas harán muy difícil el bienestar de la población española mejore.
Los únicos que permanecen ajenos a todos  estos problemas son la "casta" política -y utilizo para ello la tercera acepción que da el RAE-. Los políticos son los que tienen la sartén por el mango y los que hacen y deshacen las leyes a su antojo, sin qué lo que vale para todo el mundo sirva para ellos. Raro es el día que no nos desayunamos con alguno de los muchos disparates que cometen.  Por si alguien no conoce los "privilegios" de los que goza esta "casta" puede documentarse pinchando sobre este enlace.

Este año que termina también será recordado por ser el año de la reforma del mercado laboral. Por la huelga general con menos seguimiento de la historia de la democracia. Por la subida del IVA. Por la detención de Julian Assange el fundador de Wikileaks, la persona que nos hizo ver que en este mundo globalizado no se castiga a quién comete el delito sino a quién lo hace público. Se cerró el canal televisivo CNN+ para cambiarlo por un Gran Hermano 24 horas. De todo esto habrá gente que no se acuerde en un par de años.
 De lo que si estoy seguro es de que la gente no olvidará que el 11 de julio en el partido España-Holanda en el minuto 25 de prorroga,  Andrés Iniesta le metió un gol a Stekelenburg en una jugada que él mismo inició... de tacón. Y ya se podrán morir tranquilos.

También hubo gente importante que nos dejó, como Manuel Alexandre, Blake Edwards, Miguel Delibes, José Saramago, Juán Antonio Samaranch, Olga Guillot, Tony Curtis, o Bobby Farrell.

Por lo demás este Azúcar y Sal apenas si ha tenido cambios. Quizás lo más destacable de todo han sido las 265.082 visitas que ha tenido a lo largo de este año. El número de seguidores ha aumentado de 73 a 105. A todos ellos muchas gracias por leerme -ahora sólo hace falta que os animéis y me digáis que os han parecido las entradas-.
También quisiera dar las gracias a todas las personas que han creido en este proyecto y que han colaborado con él de una forma u otra..

Para todos ellos mis mejores deseos para el próximo 2011.

Autor de la viñeta: Forges

1 Internautas dijeron....:

Jubey dijo...

Sí, los augurios no son buenos. Pero creo que es hora de que aprendamos a ser parte de la solución y no del problema. Recreándonos y centrándonos sólo en lo mal que están las cosas y en las sombrías perspectivas para el 2011, no hacemos nada productivo y en cierto modo contribuimos a que las cosas sigan igual o peor.

Establezcamos estos momentos de crisis como un punto de partida para mejorar, para trabajar y conseguir que las cosas cambien a mejor. Como dijo Einstein: "No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo".

Hay una entrada muy interesante en mi blog sobre este tema:

http://jmartind.wordpress.com/2011/01/06/las-crisis-oportunidades-disfrazadas/

¡Y enhorabuena por tus... no cientos, sino MILES de entradas al blog este año!

¡FELIZ AÑO A TOD@S!