16 mayo, 2011

Lo llaman democracia y no lo es.

Oe,oe,oe, oe,oe,oe, lo llaman democracia y no lo es.
Esta fue una de las consignas que más se coreó ayer por la tarde en la manifestación organizada por democraciarealya en toda España.


Desde Barcelona hasta Cádiz, desde Galicia hasta Valencia cientos de miles de personas de forma libre y voluntaria salieron a la calle para decir que estaban hartos de esta falsa democracia.
Hartos de políticos corruptos con sueldos astronómicos mientras cinco millones de personas las están pasando canutas.
Hartos de sindicatos que hipotecan el futuro de millones de trabajadores a cambio de una subvención.
Hartos de bancos que cada vez son más ricos mientras y los ciudadanos cada vez más pobres.
Hartos de un gobierno que socializa las pérdidas y privatiza las ganancias de bancos y grandes corporaciones, los auténticos gobernantes de este país.
Hartos, en definitiva, de un sistema vendido a los intereses del capital.


Acudí a la que se había convocado en Madrid convencido que era por una causa justa. Un motivo por el que había que luchar, salir a la calle y decir ¡BASTA!.
Allí, en medio de la manifestación, observé que había jóvenes y viejos, trabajadores y jubilados, amas de casa y estudiantes, que de forma pacífica habían decidido quejarse de forma activa y gritar su ira a los cuatro vientos.
Estoy orgulloso de haber sido una de las muchas personas que se manifestaron ayer desde Cibeles hasta la Puerta del Sol y de no haberme quedado en casa sentado sin hacer nada.

Ya que las televisiones no han querido dar importancia a la manifestación celebrada ayer aqui os dejo un vídeo grabado por la organización para que cada uno saque sus propias conclusiones. Os recomiendo encarecidamente que escuchéis el manifiesto de Carlos Taibo profesor de ciencias políticas en la Universidad Autónoma de Madrid.



Esto no ha hecho más que empezar. Ayer éramos muchos los indignados con el sistema, mañana seremos muchos más.


Aquí os dejo el texto de uno de los manifiestos leidos ayer, en concreto de del escritor, humanista y economista José Luis Sampedro quién no pudo acudir a la convocatoria por motivos de salud.

Carta de José Luis Sampedro para todos los que queremos una Democracia real

Ante la imposibilidad de asistir a vuestra convocatoria, deseo con estas líneas manifestar mi adhesión a la iniciativa ¡Democracia real ya! Naturalmente interpretando la palabra “real” como adjetivo referido a realidad y no a realeza.

Hace unos meses me uní a Stéphan Hessel prologando su panfleto Indignaos. Era un llamamiento a no aceptar sin más la tiranía del poder financiero y el abandono de los valores que encarnaba nuestra civilización (Europa). Poco después, Rosa María Artal tomó el relevo y bajo el título Reacciona nos invitó a unos cuantos estudiosos a profundizar en las razones para actuar frente a la crisis económica, política y social del sistema.

Ahora es vuestro turno, mucho más importante. Me ilusiona ver que los receptores del mensaje, muy certeramente, habéis comprendido que no basta con indignarse, que es necesario convertir la indignación en resistencia y dar un paso más. El momento histórico impone la acción, la movilización, la protesta, la rebelión pacífica. El llamamiento a indignarse no debe quedarse en un best-seller fácilmente digerible por el sistema y así lo estáis demostrando con esta convocatoria.

Por eso me adhiero a vuestras reivindicaciones, hago mío el manifiesto, me solidarizo y deseo un clamoroso 15-M. Pero sobre todo, os animo a avanzar en la lucha hacia una vida más humana. Los medios oficiales no se van a volcar con vosotros y encontraréis muchos obstáculos en el camino, pero está en juego vuestro futuro. El 15 de mayo ha de ser algo más que un oasis en el desierto; ha de ser el inicio de una ardua lucha hasta lograr que, efectivamente, ni seamos ni nos tomen por “mercancía en manos de políticos y banqueros”. Digamos NO a la tiranía financiera y sus consecuencias devastadoras.


Por último y para terminar quiero manifestar mi repulsa para todas las televisiones que hasta el momento no se han querido dar por enteradas de las quejas de miles de ciudadanos tratando de ocultar al resto de ciudadanos una verdad incómoda para los que controlan el destino de este país.
Algunos medios internacionales, como el Washington Post y
Taiwan News si que se hicieron eco de la noticia.

2 Internautas dijeron....:

Anónimo dijo...

Creo que quedó claro que los jóvenes cuando quieren se movilizan y ayer lo hicieron en distintas ciudades españolas.

chao

jmartind dijo...

Toda iniciativa positiva es buena para cambiar y mejorar. No obstante, si no integra una buena organización y unos objetivos claros, se quedará en una anécdota, y con la sospecha de si no será un paripé organizado para generar una especie de válvula de escape para minimizar el descontento general.

Acciones claras y enfocadas al fin, como establecimiento claro de objetivos, recogidas de firmas, y cualquier acción legal y firme que se pueda ejercer para cambiar las cosas, son imprescindibles para que este tipo de iniciativas no caigan en saco roto.