14 julio, 2009

Sabina en carne viva

Sabina en carne viva es, después de "Perdonen por la tristeza", el segundo libro-biografía con el que Javier Menéndez Flores ha tratado de "desnudar", aún más sí cabe, al genial cantautor ubetense Joaquín Sabina.
Editado en septiembre del 2006 por Ediciones B, en él se recogen las conversaciones que a lo largo de varios días, entre vasos de whisky, cervezas y muchas risas, mantuvieron el periodista y el cantante en la casa de este último.



Cada uno de los 21 capítulos en los que esta dividido el libro aborda un tema: Conoceremos al Sabina adolescente cuya mayor ilusión era hacerse mayor (valga la redundancia) y abandonar su pueblo en uno de esos destartalados trenes que iban hacia el norte a los que ya cantó en alguna de sus primeras canciones. Los siete años de exilio que pasó en Londres huyendo de Franco y los apuros que pasó para sobrevivir. Su regreso a España y la cita con el servicio militar y su relación con el oscuro mundo de las drogas y la prostitución.

Ningún tema por delicado ha quedado sin ser abordado en este libro como la fuerte depresión que mantuvo al cantante alejado de la música durante tres años después de sufrir un pequeño infarto cerebral en el año 2001. Su extraña relación de amor/odio con sus progenitores. Su pasión por su abuelo (merece la pena leer la anecdota del abuelo y la canción que le dedicó su nieto). Su relación con los más diversos personajes como Serrat, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Fito Páez, Fidel Castro, el sub-comandante Marcos, Julio Anguita o el torero José Tomás. También descubriremos cuales son y han sido las mujeres más importantes en su vida.

También aparece íntegro el capítulo que, según dicen las malas lenguas, estuvo a punto de hacer que el libro no viese la luz. La versión oficial apunta a un conflicto de intereses entre editoriales, la versión no oficial habla de una reunión de la nobleza, princesa Leticia incluida, y un chiste.

Descubriremos en sus respuestas cargadas de ironía, humor, melancolía y mucha inteligencia que no existe diferencia entre la persona y el personaje porque ambos son lo mismo, y que Sabina es así porque si no no sería el genio que es.

5 Internautas dijeron....:

PDD20 dijo...

Mucha suerte en los Premios!!

ESCAECER dijo...

He llegado a tu blog por casualidad, me gustan tus entradas. Te añado, por cierto yo tb soy entusiasta de la música de los 80 y Sabina que decirte..saludos cordiales

Neurotransmisores dijo...

Sabina siempre fue un personaje un poco especial.

Saludos.

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

buen blog un saludo!
www.lalocadelosgatos.es

Raquel Gómez dijo...

Me encantan las canciones de Sabina y supongo que en concierto debe ser una pasada, te lo debes pasar genial porque es un tipo de lo más auténtico. De todas formas eso de que te vayan haciendo libros biográficos parece un poco cafre, no? Espero poder ir algún día a algún concierto porque cuando iba a ir a Zaragoza lo suspendieron...en fin...