13 marzo, 2007

¿Es el ser humano un virus?



Ojo que nadie se lleve a engaño, porque el título de este mensaje puede inducir a errores. Yo me refiero a que si, al igual que un virus puede destruir el organismo que lo contiene, el ser humano puede llegar a destruir el planeta en el que vive.

He planteado esta pregunta, porque el hombre está contribuyendo de una manera como nunca antes se había visto a la destrucción del planeta. El clima esta cambiando gracias a la acción destructiva. Hay temporadas de sequias extremas y a su vez fenomenos meteorologicos como "el niño". El efecto invernadero está llegando a sus cotas más altas, la desertificación es algo que está a la vista de todo el mundo, el agujero de la capa de ozono cada día que pasa es más grande, los casquetes polares derritiendose a una velocidad de vertigo y los niveles de contaminación en la atmosfera disparandose y cada vez menos zonas verdes en el planeta para intentar frenar esta locura.

Por otra parte a su vez es un gran negocio, ya que los paises que por su nivel de desarrollo no alcanzan el máximo de emisiones contaminantes pueden vender la parte que les falta hasta ese máximo a paises que sobrepasen esos mismos niveles.


Cada año que pasa se deforesta entre las madereras, los incendios y la especulación unas cantidades de terreno impresionantes. Los arboles generan el oxigeno que hace que se formen las nubes, que a su vez hacen que haya agua, que a su vez hace que haya vida, si nosotros mismos nos encargamos de romper esta cadena ya sabemos cual es el destino que les espera a nuestros descendientes.


Pensemoslo un poco.....

4 Internautas dijeron....:

Anónimo dijo...

Tenemos lo que nos merecemos. No somos capaces de cuidar nuestro propío planeta.

Las multinacionales prefieren seguir teniendo unos buenos beneficos, antes que cuidar del medio ambiente.

En España por ejemplo se queman los bosques para recalificarlos y construir edificios, sin darse cuenta de que cuando todo sea un erial, nadie va a querer vivir allí.

Anónimo dijo...

Creemos que para evitar la desertización, hay que actuar de forma global, cuando en realidad todos y cada uno de nosotros podemos contribuir.

La suma de pequeñas contribuciones puede evitar daños mayores en nuestro planeta.

Propongo que hagamos todo aquello que esté a nuestro alcance:
- Reciclar vidrio, papel.
- Depositar pilas usadas en los contenedores adecuados.
- No derrochar agua.
- Evitar la contaminación lumínica, apagando aquellas luces que no utilizamos.
- Ajustando el termostato de la calefacción y el aire acondicionado para mantener una temperatura constante.

Todo esto podemos hacerlo de forma individual y llegar a convertirlo en conducta habitual.

Inés.

Anónimo dijo...

Bueno, esa reflexión ya la dan en matrix, que la pusieron el otro día. Justo cuando el agente smith está interrogando a morfeo.
No parece un mal razonamiento, pero lo que tenemos que preguntarnos es que se puede hacer, en vez de lamentarnos y echarnos las culpas.

¿Comer menos, porque no hace falta quedarse lleno, hacerse vegetariano, ..?

andran dijo...

Entre todos podemos hacer algo, lo que sucede es que haciendo las cosas a nivel individual parece que no se hace nada.

Está claro que quien más empeño tienen que poner en solucionarlo son los gobiernos de los paises, ya que ellos pueden dictar leyes para que las empresas contaminen menos, para que se incentive el consumo de otros tipos de energías menos contaminantes, y para concienciar a los ciudadanos de la importancia del cambio climático.

La pregunta es: ¿Quieren los gobiernos buscar una solución?.