10 enero, 2008

Como promocionar un blog de manera artesana

No cabe duda que uno de los serviciós de internet que ha calado con más fuerza durante los últimos años ha sido la creación de blogs o bitácoras personales.

Creo que resulta innecesario a estas alturas explicar qué es un blog, porque casi todo el mundo ha oido hablar de ellos. Aunque si alguien tiene alguna duda, le diré que un blog es algo parecido a un diario personal on-line (aunque no siempre es así).

Actualmente el número de blogs que se crean a diario ronda entre los 100.000 y 120.000 al día. Calculandose según Technorati un número estimado de 112.000.000 de blogs en el mundo.

A pesar de la enorme cantidad de blogs que se crean a diario, muchos de ellos acaban durmiendo el sueño de los justos antes de cumplir los tres meses de vida. Los motivos para que esto suceda son muchos y muy variados. Escribir un blog no es facil, requiere dedicarle mucho tiempo y esfuerzo y no siempre se obtienen los resultados deseados (vease Azucar y Sal), y, sobre todo, no agobiarse si no se tienen visitas (aunque..... ¿quien no quiere que su blog sea conocidísimo en la telaraña digital y que la gente lea lo que escribes?).

Mantener un blog es una tarea dura, darlo a conocer es aún más dificil, y hacer que tenga un hueco entre los blogs más conocidos es prácticamente imposible. Así que aquí os voy a dar unos consejos para darlo a conocer de manera artesana. Es un método lento pero puede reportarnos alguna que otra visita.

Casi todo el mundo que navega por internet, está inscrito en foros, chats, correo webmail, etc. Lugares donde aparece muy a menudo, por lo que una buena forma de dar a conocer tu blog es poner la dirección del mismo en tu firma, así todo el mundo lo verá. También lo puedes poner en la firma de tu correo electrónico si te lo permite.

Ya que hablamos del correo electrónico, ¿cuantas veces nos han enviado un correo con una lista de miembros inmensa?, seguro que muchas. Pues se pueden aprovechar esas direcciones de correo para invitarles a que conozcan nuestro blog. No hemos robado nada, no vamos a colarle ningún troyano, ni vamos a infectarle con un virus. Simplemente nos aprovechamos de que su dirección de correo nos ha llegado accidentalmente.

Podemos opinar en otros blogs de diarios o revistas, sobre algún tema que nosotros hayamos escrito previamente en nuestro blog y dar nuestra opinión sobre lo que ha escrito el autor y poner un enlace a lo que hayamos escrito en el nuestro.

Otra forma de publicitarlo es crear una presentación original e insertar como marca de agua la dirección de nuestro blog. Aunque este sistema creo que es el que peor funciona de todos, porque si a la gente le gusta la presentación, se olvida de visitar tu sitio. Lo que si te aseguras es que se reenviará a otros.

Dicen que la curiosidad mató al gato. Crear tarjetas de visita con la dirección de nuestro blog y dejarlas o pegarlas en los lugares más insospechados, puede mover a cualquiera a visitar la página. Es como los anuncios de televisión en los que no sale nada más que una imagen y que al final todo el mundo está pendiente de que se trata.

Ponerse en contacto con tus amigos que tengan blogs y pedirles que enlacen a tu blog desde el suyo. Si alguno tiene muchas visitas y el blog es bueno, puede que pinche en los enlaces para conocer otros blogs de temática parecida.

Publica entradas que interesen a mucha gente o que generen polémica. Cuanta más polémica generen mejor, es un método tan viejo como el mear para abajo, pero que a día de hoy sigue funcionando, sobre todo en radio, televisión y anuncios tradicionales (ver la galeriade fotos de este último enlace). Aunque a mi no me gusta, lo doy a conocer por si hay alguien quiere hacerlo.

Y si todo esto no te funciona (que funciona poco, la verdad) siempre quedan otros métodos más conocidos, pero de esos ya hablaré otro día.

2 Internautas dijeron....:

Anónimo dijo...

¿Has probado a echar publicidad por los buzones?, porque es lo único que te queda por decir.

jajajajaja

mari dijo...

no todo el mundo es capaz de desvelar su técnica de marketing y tú lo has hecho sin reparo alguno.

Se merece publicitarlo.

Saludos