06 enero, 2008

Mousaka griega



La elaboración de este plato es algo laboriosa aunque el resultado es espectacular. Vuelvo a repetir lo que digo cada vez que pongo una nueva receta. La cocina no es una ciencia exacta, por lo que cada cual tendrá su forma de realizar un plato y los ingredientes. Aquí os dejo como la hago yo.

Pongo las cantidades para cuatro personas:

400 grm de patatas.
400 grm de berenjenas.
300 grm de carne de cordero picada o 100 grm de carne de ternera y 200 grm de carne de cerdo.
300 grm de tomate triturado.
1 cebolla gorda.
Queso rallado, mejor si es feta. Aunque puede servir cheddar o parmesano.
2 cucharadas de harina, aceite de oliva, sal, azucar, canela, peregil, oregano, y nuez moscada.

Limpiamos las berenjenas y las picamos en fetas (trocitos) aunque hay quien prefiere picarla en rodajas finitas, eso va en gustos. Se echan en agua sal durante una hora para que pierdan el amargor.

Se pelan las patatas y se cortan en lonchitas. Como si fuesemos a hacer una tortilla de patatas.
Ponemos aceite en la sartén, lo calentamos, echamos las patatas y un poco de sal.
Una vez fritas las patatas, las apartamos y dejamos que escurran el exceso de aceite.

Escurrimos bien las berenjenas, salamos ligeramente y las ponemos a freir en la sartén con aceite. Una vez fritas las berenjenas , se apartan y se ponen a escurrir para que pierdan el exceso de aceite.

Dejamos un poco de aceite en la sartén y echamos la carne picada. Cuando esté frita, la apartamos y la reservamos.

Picamos la cebolla en trocitos pequeños. La echamos en la sartén con el peregil, cuando se empiece a volver transparente, añadimos el tomate triturado, una pizquita de sal, y un poco de azucar para quitarle la acidez al tomate. Ponemos una pizquita de canela (si os gusta) y una pizquita de oregano. Cuando esté frito se añade la carne frita, dejamos calentar un par de minutos y comenzamos a preparar el plato.

Preparamos una fuente honda, le damos un poco de aceite y espolvoreamos con pan rallado para que no se pegue el plato. Retiramos el exceso de pan rallado.

Ponemos una capa de patatas fritas cubriendo el fondo, luego una capa de berenjenas, ponemos otra capa con la salsa de tomate frita con la carne, capa de berenjenas, y capa de patatas.

En una sartén limpia, preparamos una bechamel. Ponemos un chorro de aceite, cuando esté caliente echamos dos cucharadas de harina de trigo y tostamos para que no sepa a crudo. Vamos añadiendo poco a poco leche sin dejar de remover, procurando que no se nos formen grumos. Añadimos una pizquita de sal y, si os gusta, unz pizca de nuez moscada.

Se echa la bechamel por encima de la capa de patatas, se cubre con el queso y se gratina durante 5 minutos.

El orden y cantidad de capas puede variar, a gusto del consumidor.

En cuanto a proporciones e ingredientes he visto de todo. Hay gente que le pone champiñones, otros que no les ponen berenjenas, hay quien pone garbanzos, calabacín, carne de cerdo en lugar de cordero, etc. Las variaciones son infinitas y como siempre digo, cada maestrillo tiene su librillo y la elaboración de un plato es simplemente una cuestión de gustos personales.

Buen provecho.......

2 Internautas dijeron....:

Inés dijo...

Este plato promete!. Es parecida a una lasaña, pero más sana, bajo mi punto de vista.
Yo desde luego intentaré probarlo en breve, en cuanto me recupere de estas fiestas.

Chao

Anónimo dijo...

En la foto tiene muy buena pinta. Y no es tan complicado como dices, ya que solo hay que freir los ingredientes.
Quizás lo más chungo de hacer sea la bechamel.
A mi siepre me sale con grumos.