27 enero, 2008

Los restaurantes chinos, y la madre que los parió



No me gustan los restaurantes chinos, y no puedo evitarlo. Es algo superior a mi. Así que voy a explicar mis motivos: Que no me guste ese tipo de restaurantes, no quiere decir que nunca haya comido en ellos, o que, en alguna ocasión, tenga que comer en ellos, o incluso que no me haya puesto ciego en algún buffet libre. Pero desde luego, si de mi depende, prefiero no comer en ellos.
Está claro, como quedes durante el fin de semana para cenar con un grupo de amigos, ten por seguro que acabarás en un restaurante chino. Son grandes, con un servicio aceptable, "limpios", la comida se deja comer (si no eres muy exigente), en cada calle hay uno y son muy baratos.

Sabedores del éxito que tienen este tipo de restaurantes, siempre suelen comprar locales grandes. Cuanto más grande sea el local, mejor, más gente vendrá a comer. Decorados con los cuadros con motivos orientales del todo a 1 Euro, plantas de bambú artificial y música ambiental nativa. Si has visto uno, los has visto todos.

El servicio es bueno, ni más ni menos. Nada más entrar en el restaurante, se te pega a los talones una sombra nueva con los ojos rasgados, y una sonrisa de oreja a oreja, que no pierden aunque te cagues en sus muertos más frescos (será porque no entienden ni papa de lo que les dices). Y les juró que me ha pasado.

Guarros los hay en todos los sitios. Que no voy a ser yo el que diga que un restaurante chino sea más guarro que uno asturiano o uno gallego. Aunque en los restaurantes chinos, el fenómeno es directamente proporcional. Cuanto más visible sea al lugar, más limpio estará. Ya saben, por aquello del que dirán. Lo normal es que la cocina sea tan inexpugnable como el reactor nuclear de la central de Chernobil, y en los servicios y pasillos aledaños, podemos hacernos una idea. El cubo y la fregona arrinconados, algún cubo de plástico, botes de diversos productos de limpieza por el suelo, botes de conservas, o cartones.

Y llegamos a la parte más importante del asunto. A un restaurante, vamos a disfrutar comiendo, y ahí es donde la cosa comienza a flojear. Las verduras normalmente suelen estar muy poco hechas, casi crudas. La carne cuesta de reconocer si es ternera, cerdo o pollo (yo tengo ganas de encontrar en algún plato un trozo de pechuga de pollo), troceada hasta el infinito y más allá, o enterrada bajo un rebozado del tamaño de una pelota de tenis.

Acaso no se han preguntado nunca, ¿Que tipo de carne es esa que viene picada dentro de los rollitos de primavera?. Yo si lo he hecho, y siempre he hecho, lo mismo que cuando era pequeño y me daban un jarabe que no me gustaba. Cerrar lo ojos y tragar.

La comida siempre va acompañada de su buena ración de glutamato monosódico (un peligroso potenciador del sabor), y de una salsa de algo. Porque da igual que la salsa se llame tradicional, cantonesa, soja, de ostras. Todas saben parecidas y me producen el mismo efecto: media hora después de haber ingerido la comida, tengo la boca más seca que la suela de una alpargata.

Así que yo prefiero nuestra comida. Comerme una tortilla de patatas, una buena fabada o unas migas de pastor en mi casita, antes que ir a un restaurante chino. Que como en casa no se come en ningún sitio.

Y por último decir que NUNCA he visto a un chino comer en uno de sus restaurantes. Lo siento por ellos, porque si en alguna ocasión leen este artículo, los dueños de los restaurantes, pondrán a tres o cuatro compatriotas de figurantes comiendo a todas horas, para generar confianza en la gente, y así de paso, quizás veremos también al primer chino gordo.


7 Internautas dijeron....:

Inés dijo...

En un restaurante chino como empieces a mirar con detalle lo que tienes en el plato y a cuestionarte si "tiene o no" el aspecto y forma que debería, mal asunto porque entonces no comes...

Eso sí, a mi el pan chino ese, no me quita el hambre porque parece que está crudo y se va a hinchar en el estómago.


Lo que decía mi abuela (que trabajó muchos años en un restaurante): es mejor comer en casa un par de huevos fritos que el plato más exquisito de un restaurante.

Saludos.

Andran dijo...

Y no le faltaba ni una pizca de razón a tu abuela. Cualquier persona que cocine, sabe que un tomate que en tu casa, iria a la basura, en un restaurante, se puede aprovechar.

Yo he visto con mis propios ojos, y delante de mis narices (el camarero no se dió cuenta), retirar los restos de una ración de una mesa y servirselos al siguiente cliente como si fuese una tapa.

Así que no me quiero ni imaginar, lo que harán en los restaurantes chinos.

Jubey dijo...

Andran, yo sí he visto a orientales (desconozco si eran chinos, japoneses, koreanos o de cualquier otro país oriental), comiendo en un restaurante chino. Y tú también. Sin ir más lejos, el día de mi cumpleaños. ¿Lo recuerdas?

Y bien rica que estaba la comida en ese restaurante chino, por cierto.

El tema de comer fuera de casa, en CUALQUIER restaurante, es una "lotería". En general, yo diría que cocinan con diligencia, que son limpios y que los productos con los que cocinan son de una calidad aceptable. Del mismo modo, te digo que no importa la "categoría" de un restaurante, o lo caro que sea, siempre puedes encontrarte con alguno en el que trabaje un mal cocinero, o que haya alguien que se descuide y no limpie bien la comida, o cualquier otra cosa que al final haga que la comida que nos vamos a llevar a la boca tenga algún tipo de deficiencia. Por ejemplo, podrías comer en un restaurante en el que alguno de sus cocineros tengan un gripazo... y acabe contagiándotelo. Pero esto es así, y no es exclusivo de los restaurantes chinos, ni koreanos, ni japoneses...

Un mal restaurante, puede ser cualquiera.

Andran dijo...

Lo he dicho al principio, que no me gusten, no quiere decir que, en más ocasiones de las que me gustaría, no haya comido en ellos.

Y tienes razón, al restaurante donde tu me llevastes en tu cumpleaños, es el ÚNICO restaurante chino donde yo he visto a chinos comiendo.También he de decir que la comida estaba buena.

La calidad "aceptable" depende, a mi me parece mala.

Anónimo dijo...

Señor Andran, encantado de conocerte y ver tus opiniones sobre un restaurante chino.
yo soy chino, y no niego a las cosas que usted dices, yo niego a las cosas que tu no sabes y lo criticas.
per ejemplo, tu dices que los platos chinos tiene materiales que usted sospechas, bien, yo tambien sospecho, pero a caso usted habias pensado que todas las comidas, vienen del mercado, y los mercados tienen controles de la calidad por los inspectrores del Estado, y todos, los restaurantes, digo todos, antes de montar este tipo de negocios, necesitan un certificado oficial sobre la limpieza y la salud.

Andran dijo...

Sr. anónimo Vd. dice que la comida viene del mercado y yo tengo que creerle nada más que porque vd. lo dice. Los productos pueden venir del mercado o de cualquier otro sitio y en cuanto a los controles de calidad se pasan y luego se olvidan hasta el siguiente control de calidad.

Te dejo unos cuantos enlaces de periódicos nacionales a ver para que veas los controles de calidad que pasan algunos "restaurantes chinos".

http://www.lavanguardia.com/sucesos/20110314/54126605112/cierran-un-matadero-clandestino-de-patos-en-mataro-que-suministraba-a-restaurantes-chinos.html

http://www.electronicafacil.net/archivo-noticias/ciencia/Article6731.html

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001126.htm

http://www.publico.es/agencias/efe/272678/un-grupo-roba-800-gatos-para-evitar-que-acaben-en-los-platos-de-un-restaurante-en-china

Si quieres más noticias te las busco.

Anónimo dijo...

los gatos siempre han sido considerados animales de compañía en la cultura mediterranea o occidental. En vuestra sociedad las vacas, los cerdos, los corderos, los conejos, los jabalines siempre han sido considerados fuente de alimento.

estos casos son casos de algunos. como usted habias dicho. los chinos de estos restaurantes tienen las culpas no significa que todos los restaurantes chinos la tienen.

Todos son asi? No lo creo. Y los restaurantes tradicionales? como es que nunca han inspeccionado a los restaurantes tradicionales? son 100% fiables?
y todos los chinos tienen la culpa de esto?

no podemos criticar una raza por los pecados que han hecho algunos. por ejemplo. Franco, el fue dictador, pero el construyo la mayoria de las lineas ferrovias de los trenes. y actualmente seguimos utilizando esto. tiene culpa de ser dictador, y tambien de la construccion?
No se si lo explico bien. pero juro que no todos somos asi.