27 noviembre, 2007

Contra el vicio de pedir...... la virtud de no dar

Siempre me ha gustado hacer las cosas bien para que no puedan echarme nada en cara. Hasta hace un par de minutos la última entrada de este blog era un artículo que había leido en un diario de tirada nacional.

Considerando que el artículo era interesante, he escrito al diario para pedirle permiso, a ellos como diario y a la autora por haberlo escrito, y así poder publicarlo en este blog.

Esto es lo que les he escrito:

Os pongo este correo porque he incluido en mi blog un artículo que he leido en vuestra edición digital y me ha parecido muy interesante. El artículo es de XXXXXXX XXXXX y se títula, XXXXXXXX. En dicho artículo he puesto quien es el autor y de donde lo he cogido.
Quisiera saber si hay algún problema por publicarlo en mi blog. Aquí os dejo un enlace donde lo he puesto.

Muchas gracias por vuestra atención y a la espera de vuestra respuesta, recibid un cordial saludo.

Me han contestado lo siguiente:

Le informamos que, de acuerdo con las condiciones expresadas en nuestra página la inserción de un texto completo como ha realizado en su blog está expresamente prohibido si no dispone de una autorización formal del titular de los derechos jurídicos de los contenidos publicados por XXXXXXXXX S.L., por lo que rogamos retire la copia del texto insertada.

Así que inmediatamente he quitado el artículo y he puesto esto que estáis leyendo.

Omito a proposito el nombre del diario, y el título del artículo para no hacerles publicidad gratuita ya que no la merecen. Simplemente decir que es un diario de Barcelona que presume de ser el más vendido de Cataluña, redactado totalmente en castellano y con algunas secciones en catalán. Hasta el día de hoy a todas las personas a las que les he pedido permiso para poner una viñeta, o un artículo suyo en mi blog, me lo han dado. Alguno tiene que ser el primero en no hacerlo.

Luego nos extraña que paguen justos por pecadores, y que tengan la fama que tienen.

En vista de que no me han dado permiso para publicarlo, tenía pensado hacer un resumen del artículo, pero creo que no merece la pena que pierda ni un minuto de mi tiempo en volver a visitar su página.

1 Internautas dijeron....:

mari dijo...

No se merecen que le hagas publicidad ninguna.

Ellos se lo pierden.